1976 – 2016

Hace 40 años la dictadura militar creo un organismo especial: el Comando Conjunto, que junto a la Dina y los otros organismos represivos, se encargó de una tarea necesaria para los fines últimos de la dictadura.

Para consolidar el proyecto de refundar el país es necesaria una nueva institucionalidad: la Constitución de Pinochet, y un nuevo modelo económico.

El proyecto que se debe prolongar en el tiempo, mas allá del mismo régimen, necesita eliminar cualquier oposición, cualquier gesto de rebeldía.

Luego del terror generalizado de los primeros años, la represión se vuelve selectiva, metódica. Ya han sido golpeados duramente el MIR y el PS, ahora se trata de liquidar el Partido y las Juventudes Comunistas, y especialmente el movimiento sindical clasista.

Cientos de dirigentes sindicales, juveniles, poblacionales son detenidos, torturados y hechos desaparecer. Direcciones sucesivas del partido y la juventud son diezmadas y desmanteladas.

El Chile que surgió de ese tiempo sangriento vive aun.
A pesar de tanta muerte el pueblo reconstituyó sus organizaciones políticas y sociales. A las luchas de la resistencia anti dictatorial sigue el objetivo de democratizar la sociedad, eliminando la herencia de esos años negros.

FacebookTwitterGoogle+Share