Hijos de la epoca.- Wislawa Szymborska – Polonia

Hijos de la epoca.- Wislawa Szymborska – Polonia

polonia01

Somos hijos de la época, la época es política.

Todos tus asuntos, los nuestros, los vuestros; asuntos diurnos, asuntos nocturnos, son asuntos políticos.

Quieras o no quieras, tus genes tienen un pasado político; la piel, un matiz político; los ojos, un aspecto político.

Lo que dices, así suena, lo que callas, también suena, de cualquier forma, político.

Caminando por el bosque, por la selva, son políticos tus pasos sobre un fundamento político.

Los poemas apolíticos son políticos también, y arriba brilla la Luna, un objeto no lunático.

Ser o no ser, ésa es la cuestión.
Qué pregunta, contéstame, cariño.
Una pregunta política.
No es necesario siquiera que seas un ser humano para cobrar importancia política.
Es suficiente con que seas petróleo, forraje o materia reciclada.

O una mesa de debates sobre cuya forma se ha discutido varios meses:
¿dónde negociaremos sobre la vida y la muerte?, ¿en una redonda o en una cuadrada?

Mientras tanto, ha muerto gente, han muerto animales,
han ardido casas y se han perdido campos de cultivo, como en los tiempos antiguos, y menos políticos.

FacebookTwitterGoogle+Share

Nos dieron una lección moral que jamás olvidaremos

moral02

moral01

Nos pisotearon en la Santa Julia / Nos amordazaron en la Castrina /
Nos insultaron en la Villa Frei / Nos pasaron a llevar en la San Rafael /
Nos metieron bala en La Bandera / Nos ultrajaron en El Cortijo /
Nos amordazaron en la San Gregorio / Nos vejaron en la Santa Adriana / Nos vulneraron en la Exequiel González Cortés / Nos patearon en La Faena / Nos allanaron en la Villa Portales / Nos apalearon en la Juanita Aguirre / Nos ametrallaron en Lo Hermida / Nos castigaron en La Pincoya /
Nos acribillaron en La Legua / Nos asesinaron en la José María Caro /

FacebookTwitterGoogle+Share

Mujeres del mundo: Unios.- Teresa Calderón – Chile

Mujeres del mundo: Unios.- Teresa Calderon – Chile

mujeres01
Mujeres.-
Arriba mujeres del mundo
la buena niña y la niña buena para el leseo, las hermanitas de los pobres y amiguitas de los ricos
la galla chora y la mosca muerta
la galla hueca y la medio pollo
la cabra lesa y la cabra chica metida a grande canchera la cabra y la que volvió al redil
la que se echa una canita al aire
la que cayó en cana o al litro y la caída del catre
las penélopes mata haris y juanas de arco,
la que tiene las hechas y las sospechas
la que se mete a monja o en camisa de once varas
la mina loca la mina rica pedazo de mina
la que no tenga ni perro que le ladre
y la que “tenga un bacán que la acamale”.

Arriba mujeres del mundo
la comadre que saca los choros del canasto los pies del plato
y las castañas con la mano del gato
las damas de blanco azul y rojo
las de morado las damas juanas y las damiselas
todas las damas y las nunca tanto
la liviana de cascos y la pesada de sangre
la tonta que se pasó de viva y la tonta morales
la que se hace la tonta si le conviena

la que no sabe nada de nada y ésa que se las sabe por libro.

La madre del año arriba, madre hay una sola
y las que se salieron de madre.

Arriba mujeres del mundo:
la cabra que canta pidiendo limosna la que como le cantan baila
y la que no cantó ni en la parrilla.

Arriba todas las que tengan vela en este entierro
la que pasa la lista y la que se pasa de lista
la aparecida y la desaparecida la que se ríe en la fila y la ríe último ríe mejor:

la natasha la Eliana la pía
la paz la anamaría la lila
la angelina y la cristina
la que anda revolviendo el gallinero
la que pasa pellejerías y la que arriesga el pe- llejo

la dejada por el tren o por la mano de Dios.

Que se alcen las mujeres con valor
las pierdeteuna y la que se las ha perdido todas
la percanta que se pasa para la punta
la que nadie lleva ni de apunte
y esa que apuntan con los fusiles.

FacebookTwitterGoogle+Share

T.V. – Enrique Lihn – Chile

http://www.memoriapopular.cl/wp/?p=2494

Como los primitivos junto al fuego el rebaño se arremansa atomizado

en la noche de las cincuenta estrellas, junto a la televisión en colores.

De esa llama sólo se salvan los cuerpos.

En cada hogar una familia a medio elaborar clava sus ojos de vidrio en el pequeño horno crematorio donde se abrazan los sueños.
La antiséptica caja de Pandora de la que brotan ofrecidos a la extinción del deseo meros objetos de consumo en lugar de signos, marcas de fábrica.

Hombres y mujeres reducidos por el showman a su primera infancia ancianas investidas de indignidad infantil
juegan en la pantalla que destaca sus expresiones inestables como las de las cosas en el momento de arder.

FacebookTwitterGoogle+Share

Al centro de la injusticia.- Violeta Parra – Chile

Poema de Violeta Parra

AgendaEnero
Chile limita al norte con el Perú y con el Cabo de Hornos limita al sur, se eleva en el oriente la cordillera y en el oeste luce la costanera.
Al medio están los valles con sus verdores donde se multiplican los pobladores, cada familia tiene muchos chiquillos, con su miseria viven en conventillos.

Claro que algunos viven acomoda’os, pero eso con la sangre del degollado.
Delante del escudo más arrogante, la agricultura tiene su interrogante: la papa nos la venden naciones varias, cuando del sur de Chile es originaria.
Delante del emblema de tres colores, la minería tiene muchos bemoles: el minero produce buenos dineros, pero para el bolsillo del extranjero; exuberante industria donde laboran por unos cuantos reales muchas señoras. Y así tienen que hacerlo porque al marido la paga no le alcanza pa’l mes corrido.

Pa’ no sentir la aguja de este dolor en la noche estrellada dejo mi voz.

Linda se ve la patria, señor turista, pero no le han mostrado las callampitas… Mientras gastan millones en un momento, de hambre se muere gente que es un portento. Mucho dinero en parques municipales, y la miseria es grande en los hospitales.

Al medio de Alameda de las Delicias, Chile limita al centro de la injusticia.

FacebookTwitterGoogle+Share